Idioma cuatriboliao No.11: De esto y de aquello

By El Barahonero martes, 5 de julio de 2016 0 comments
Por Luis Eduardo Diaz Franjul-.

A los pocos días de publicar en la prensa digital el artículo "Idioma cuatriboliao No.10: No respondo (Nr.)", observo en el periódico El Día de fecha 23/6/2016 el siguiente titular: "Por qué a los carros públicos se les llama concho?", de la autoría de Manuel Bergés, artículo que leí "de cabo a rabo", pues desconocía la real vinculación de la palabra concho con el transporte público de nuestro país.

La busqué en mi voluminoso diccionario y su significado coincide con el "Pequeño Larousse" consultado por señor Bergés donde al final me doy cuenta que no hay relación alguna entre "concho" y "carro" por el hecho de ser otro el significado encontrado, por lo que hay que aclarar algunas cosas antes de fondear mar adentro.

Dije que había leído el artículo del señor Bergés "de cabo a rabo", como expresión de uso común (i.e., "de manera completa", "de principio a fin", etc.) en interés de revisar, husmear, visualizar y recorrer "de arriba a abajo" todo aquello que nos interesa, inquieta o llama nuestra atención...como manera de evitar que nos agarren "asando batatas", tal y como le sucedió a Horacio Vásquez con Trujillo en febrero de 1930.

Según mi diccionario la palabra "cabo" es cualquiera de los extremos de las cosas. Un derivado es "cabo suelto" (Fig. y fam.) visto como "circunstancia imprevista o que ha quedado sin resolver en algún asunto o negocio". En cuanto a "rabo", encontramos : "cola de los animales, especialmente de los cuadrúpedos". Notamos entonces cierta relación entre "cabo" y "rabo", contrario al "concho"  como "cabo suelto" o apelativo para denominar los vehículos del transporte público de pasajeros, lo que hoy día pone en su lugar el señor Bergés, como abajo se indica.

Según cuenta, el "Concho Primo" era una caricatura que publicaba la Revista Cosmopolita que circulaba antes y durante la Era de Trujillo, que junto con los carros marca Chevrolet importados por Amadeo Barletta fueron elementos utilizados por Bienvenido Gimbernard, quien sugirió al señor Barletta el establecimiento de una flotilla de Chevrolets para transportar pasajeros en una ruta fija con el nombre de "Carros del Concho Primo", nombre que fue reducido a "Carros del Concho", a sugerencias del señor Barletta.

Por eso hoy día la palabra "concho" se utiliza en República Dominicana para referirse al uso de carros (o autobuses) en el transporte público de pasajeros, siendo la última modalidad el "moto concho" o  vehículo de motor de dos ruedas como vehículo ideal de la delincuencia que azota nuestras calles, siendo este flagelo uno de los tantos "cabos sueltos" que agobian la Patria que fundaron Duarte, Sánchez y Mella, por allá por el 1844.

Al principio dije que había que aclarar algunas cosas antes de fondear mar adentro. Según el señor Bergés la palabra "concho" es una epéntesis de "coño", que es un término tabú, que generalmente no tiene ningún significado, que no aparece en el Diccionario Pequeño Larousse, pero que en la sociedad dominicana es una mala palabra".  Pero "coño", según es.thefreedictionary.com/coño: "Parte del aparato genital femenino". Según dicho diccionario "coño" es también una expresión que indica sorpresa, admiración o disgusto, en sentido general añade intensidad a lo que se dice".

Siguiendo con es.thefreedictionary.com/culo: 1) Parte del cuerpo de un animal vertebrado constituida por el extremo superior y posterior de los muslos y la zona inferior a la espalda o el lomo. Trasero. 2) Parte de una prenda de vestir que cubre esta parte del cuerpo. 3) Ano. 4) Parte carnosa y redondeada que  corresponde al extremo superior y posterior del muslo en su unión con la espalda. Nalga. Otro diccionario dice: "Parte posterior o asentadera del cuerpo humano".

Por eso la palabra "coño" en República Dominicana, partiendo del vulgo, parece ser o es sinónimo de "culo" con tal de diferenciar la vulva o vagina (culo o coño) en el frente de la casa, del "ano" ubicado en el trasero, patio o "parte atrás" de la casa, independientemente de la cercanía de los vecindarios. Según el señor Bergés es "coño" y no "culo" un término  tabú, sin significado alguno, no aparece en el Diccionario Pequeño Larousse y es una "mala palabra" en la sociedad dominicana, lo que entra en contradicción con el sinónimo  "culo", que como vimos no es tabú ni mala palabra según es.thefreedictionary.com

El "tapu" (de donde se deriva la palabra tabu o tabú) es una forma de palabra polinesia, según Robert Louis Stevenson. "La sanción del tapu es una superstición; toda infracción se castiga de inmediato con la consunción o cualquiera otra enfermedad mortal". Añade: "Al igual que entre nosotros el infierno es una gran amenaza para unos, una idea furtiva para otros, y para algunos un simple objeto de burla, así como es el tapu en las islas Marquesas" ("En los mares del Sur". Relato de experiencias y observaciones efectuadas en las islas Marquesas, Pomutú y Gilbert, 1888 y 1889,  capítulos 4 y 6).

Estamos de acuerdo con el señor Bergés en cuanto a que la palabra "concho" es también una epéntesis de la palabra "coño" por el hecho de alterar su forma. En este caso está en lo cierto pues se trata de expresar algo, independientemente de lo que se quiera dar entender. Por tales razones el "concho" o transporte público dominicano es también un "coño", si lo vemos como " expresión que indica sorpresa, admiración o disgusto, en general añade intensidad a lo que se dice", según es.thefreedictionary.com

Lo del "Concho Primo" es un pasado lejano donde los "Carros del Concho" nada tienen que ver con las "Flotillas del Coño Público" antes mencionadas. En vista de las circunstancias atenuantes introducimos el "Coño Público" para identificar no tanto las "Flotillas del Coño Público" sino también todo aquello que implica desorden y caos (i.e., delincuencia, libertinaje), pero sobre todo corrupción, impunidad y la histórica falta de transparencia electoral se observa en República Dominicana desde 1966 a la fecha.

Para corroborar con el señor Bergés, si "concho" es una epéntesis de "coño" entonces cualquier palabra podría alterarse para expresar o dar entender algo, sea de manera individual o en combinación con otros vocablos. Por lo tanto no sería sorpresa llamar "Coño Público" a la "Cosa Pública" de cualquier país según su manejo  pues al fin y al cabo se trata de una expresión que indica sorpresa, admiración o disgusto, o añade intensidad a lo que se dice, según el diccionario.

Para terminar dejo como tarea al lector interpretar la diferencia que existe entre la expresión "Entren to, coño", de Alburquerque, y la que Francis Caamaño pronunciara en el último minuto de su vida: "!Que viva Santo Domingo, coño!. En este caso no se trata tan solo de añadir intensidad a lo que se dice, ni de indicar sorpresa, admiración o disgusto, sino mucho más que eso. Sharing is sexy

Related posts

0 comentarios for this post

Publicar un comentario
vuelos baratos Directorio de Paginas Web Calcular PageRank directorio Livio.com Portal Dominicano. Directorio My Zimbio