Solicitamos con carácter de urgencia al Ministro de Deportes, al encargado de deportes y al patronato devuelvan las bombillas que se cogieron del Estadio Nadim J. Hazoury de Barahona

By El Barahonero viernes, 1 de julio de 2016 0 comments
No sabemos cual abuso es peor, si el que comete el Ministerio de Deportes y el Gobierno con el señor Ricardo Méndez Santana (Chocho), a quien le niegan su pensión luego de trabajar más de 50 años y tener casi 90 años de edad, o el echo bochornoso, abusivo y delincuencial de que un funcionario de quinta desguazara las luces del Estadio Nadim J. Hazoury de Barahona para llevarlas al estadio de sótbol.

Cómo a un individuo se le ocurre desbaratar arbitrariamente un sistema de luces que costó millones de pesos del dinero de nuestros impuestos para favorecerse y favorecer a sus amigotes, quitándole la oportunidad a niños y jóvenes de jugar con alumbrado en las noches para dársela a hombres viejos que pudieron hacer una recolecta entre ellos, son empresarios casi todos, y comprar las bombillas que necesitaban o solicitarlas al Ministerio.

Creo que hay personas con poca formación, individuos que cuando llegan a un puesto público pierden el juicio y creen se pueden colocar por encima de Dios, del Diablo y la suciedad.  Creen que los bienes públicos les pertenecen y disponen de ellos como si fueran propios.  Fermín Vargas, te cagaste fuera del cajón, esas luces no son tuyas, no son del Ministro de Deportes, Dr. Jaime David Fernández Mirabal y tampoco son del patronato dirigido por tus amigos.

Me llegó la información de que el señor Fermín Vargas abusa de esa manera de niños, jóvenes y de estos bienes del pueblo porque cuenta con el apoyo del Ministro de Deportes, quien es un hombre serio y no creo se preste para semejante vagabundería, y del Patronato inoperante que supuestamente está a cargo del Estadio Nadim J. Hazoury, de quienes no mencionaré sus nombres en esta oportunidad porque no los tengo todos, pero les juro, como que Dios existe, que en un par de días les daré sus nombres.

En cualquier país del mundo la persona o personas que cometen un delito o hecho aberrante como el que denunciamos aquí estaría preso y tendría que reparar el daño cometido contra los niños y jóvenes que practican béisbol en ese estadio y pasaría unos buenos años en la cárcel por abusador, por traidor a la Patria y especialmente de los niños y jóvenes del pueblo que lo vio nacer.  Los bienes del pueblo no son propios, señor Fermín Vargas, devuelva esas lamparas y bombillas inmediatamente que eso no es una herencia que te dejaron tus familiares.  ¡A Barahona, los niños y jóvenes atletas hay respetarlos!
¡¡¡LA VERDAD SIN INSULTOS!!!
(HRCV) Sharing is sexy

Related posts

0 comentarios for this post

Publicar un comentario
vuelos baratos Directorio de Paginas Web Calcular PageRank directorio Livio.com Portal Dominicano. Directorio My Zimbio